Mi primera Luna

 ¡Bienvenida a la ciclicidad!

pngocean.com-id-zxsod.png

“En la región de los montes Altai (Sur de Siberia), existe un lugar donde pervive el chamanismo de origen femenino más antiguo del mundo, reconocen la llegada de la menstruación como el momento en que una mujer inicia su viaje a la ciclicidad.

 Creen que la sangre menstrual es la única que el cuerpo expulsa sin acto de crueldad ni heridas y es una representación de un reinicio de ciclo cada mes. Esta sangre es sagrada para quienes adoran a la Diosa (la madre Tierra) y se la ofrendan a ella...

hojas-rojas-png-3.png

Señales que estamos creciendo

La llegada de la primera menstruación es para todas una clara señal de que estamos creciendo. 

Algunas adolescentes viven esa etapa con enojo, ansiedad o miedo, mientras otras la transitan de manera dulce, tranquila y sobre todo acompañadas de su mamá y su familia.

Todas escuchamos de todo antes de experimentar en carne propia nuestra primera menstruación. Antes de sangrar por primera vez oímos tantas cosas acerca del tema, que es posible que hayamos vivido esa experiencia tan transcendental –pues es un claro signo de nuestro paso de niña a mujer- angustiadas, confundidas, temerosas e inclusive desorientadas.

Lo cierto es que con el paso del tiempo, también hemos visto que efectivamente la llegada de la Luna no nos afecta a todas de igual manera, pues hay muchas mujeres que se sienten indispuestas cuando menstrúan y otras que experimentan su ciclo menstrual con mucha tranquilidad y hasta felicidad. Esta primera relación - así como lo es una infancia feliz - con nuestra Primera Luna, sin duda marcará nuestra relación con nosotras mismas, con nuestro cuerpo y con nuestra sexualidad de aquí en adelante...

Nuestro proyecto "Lunas Ecología Femenina", desde hace ya algún tiempo y durante los talleres y círculos de mujeres que llevamos adelante, y, a pedido de muchas madres y padres, hemos ido "corazonando" un lindo proyecto:

"Mi primera Luna".

 

Para esto hemos hecho alianzas con otras productoras, escritoras, herboristas, artesanas y artistas para presentarles un regalo al corazón de sus hijas...

pluma 5

Nuestro deseo profundo es honrar nuestro linaje femenino promoviendo que las niñas vivan su primera menstruación sin traumas, sin miedos, sin vergüenza. Siendo conscientes de lo que significa ser mujeres, aceptar sus cambios, sentirse bien con su feminidad, entender su ciclo menstrual y su ciclicidad.


Hemos sentido la gran necesidad que existe en las madres para que compartamos con nuestras hijas de una forma más amorosa y respetuosa la menstruación (una forma en la que quizás nosotras no la tuvimos), con este ánimo hemos preparado con mucho cariño el kit Mi Primera Luna básico y el kit Mi Primera Luna completo.


A estas dos opciones de kit, le puedes agregar elementos que te parezcan importantes que tu hija los reciba, como fotos de sus ancestras, una bonita carta tuya (tienes espacio en su diario: Mi Primera Luna) y cualquier otro elemento que sientas.

7e48c21d8db1bebdb8bea86a57dd9e67.png

Vamos cambiando la historia

Imagina ¿cómo sería diferente esta humanidad si las mujeres hubiésemos  recibido un regalito bonito y práctico en nuestra Primera Luna, haciéndonos sentir que estábamos entrando a un espacio sagrado, a ese espacio cíclico al que muchas de nosotras hemos tenido que llegar a tropiezos y hemos tenido que hacer un profundo trabajo interior de sanación  para volver a conectarnos con nuestra feminidad y amor propio?

Imagina ¿cómo hubiese sido para nosotras ser bienvenidas con celebraciones y honores por parte de nuestra madre y comunidad?

pluma 7

Estos 2 kits son para que puedas entregar en la Primera Luna a tu niña amada.
 

En esta práctica, mes a mes ella recibirá su luna en una toallita, haciendo un ritual al ofrendar su sangre a la Tierra agradeciéndola y conectándose con ella.  Tu hija irá cultivando la sensibilidad y el enfoque de que su sangre es sagrada, su sangre fertiliza la Tierra que la alimenta y que ella no la contamina con toallas desechables.


 Tu niña será una mujer que cultivará mucha fortaleza para enfrentar este mundo de una manera activa, responsable y amorosa, sanando las heridas ancestrales de negación a nuestros ciclos y contribuyendo al bienestar de una sociedad despierta.

Círculo de Madres “Acompañando la Primera Luna”

Lunas quiere apoyarte en  el proceso de acompañamiento a la primera luna de tu hija, te invitamos a participar en un círculo de madres “Acompañando la Primera Luna“, este círculo es un espacio seguro en el que podemos compartir e inspirarnos para acompañar a nuestras hijas de la mejor manera posible al inicio de su ciclicidad.

 

¡Cómo madres es importante prepararnos y cambiar la historia!

 

*Por la compra del kit primera participa del círculo de madres. 

Promoción válida del 12 de septiembre al 12 de octubre.

Fecha del círculo: Miércoles 21 de octubre 18:00

flor

Te presentamos los

Kits "Mi Primera Luna"

Luna Kit completo

  • 1 paquete de 2 media luna +1 luna nueva  o un paquete de 2 luna nueva + 1 media luna. ¡Tu escoges!

  • 1 jabón biodegradable de Mama Tungurahua

  • 1 Diario Mi primera Luna ilustrado por Paloma Dávila y encuadernado a mano con una cálida bienvenida de Lunas.

  • 6 Pinzas de Bambú pintadas a mano para colgar tus Lunas

  • 1 Libro Tribu de Mujeres de Paulina Vásquez Quirola

  • 3 bolsitas individuales en papel de arroz de Té orgánico  “alivio” para acompañarte en tus días de Luna de "Qulla – Herbolaria Natural"

  • Empaque de regalo en una linda bolsa de papel de la campaña "Somos Mujeres"

  • 1 paquete de 2 media luna + 1 luna nueva  o 1 paquete de 2 luna nueva y 1 media luna. ¡Tu escoges!

  • 1 jabón biodegradable de Mama Tungurahua

  • 1 Diario Mi primera Luna, ilustrado por Paloma Dávila, encuadernado a mano con una cálida bienvenida de Lunas.

  • 6 Pinzas de Bambú pintadas a mano para que colgar las Lunas

  • Empaque de regalo en una linda bolsa de papel de la campaña "Somos Mujeres"

Luna Kit básico

Logo lunas 2015-1.png

“Tenemos que recuperar con nuestras hijas las verdaderas danzas de la vida, para que cuando lleguen a la adolescencia no tengan menstruaciones dolorosas, sino que se sientan en ese estado especial de bienestar similar al de la gravidez.

 

[…] Poner imágenes del útero en nuestras habitaciones, y con la mano sobre el vientre, mirarlo. […] Y cuando venga la regla, visualizar, como las mujeres de la India, los pétalos de una flor desplegándose. […]

Casilda Rodrigañez, “El asalto al Hades”

Margarita rosada 2