15 años

Conectando con la vida

 15 años conectando con nuestros ciclos 
Hola soy Camila Dávila, Co-fundadora de Lunas y voy a contarte nuestra historia

Como las aguas de los ríos que van al mar, la vida se encargó de juntar a tres amigas muy queridas.

 

Crecimos juntas en un espacio bello para la infancia y la adolescencia, un verdadero oasis, este espacio favorecía la autonomía, el respeto y la toma de decisiones muy sentidas, que más tarde nos ayudaría para plasmar el proyecto de Lunas sin condicionamientos impuestos y con la certeza de llevar en alto un proyecto ¡bueno para el mundo! De la misma manera este tipo de educación respetuosa con los proceso de vida, es una característica que tienen nuestro talleres y, círculos; al no ser directivos, favorecemos que las  mujeres encuentren su propia fuerza y sabiduría.

La permacultura parte de nuestro camino

Nuestro gran interés durante nuestra adolescencia, 

- como es el interés de la mayoría de jóvenes - era ¡conocer el mundo! y encontrar herramientas concretas, sostenibles y divertidas para ser partícipes de un ¡cambio social y cultural! que ofrezca empatía y respeto con la vida. Y es así como estás tres amigas nos reencontramos, hace ya más de 15 años conociendo la permacultura en Brasil.

 

La permacultura es pilar fundamental en el proyecto de Lunas, es un sistema de diseño que busca la creación de asentamientos humanos sostenibles, ecológicamente sanos, capaces de producir para satisfacer necesidades sin explotar recursos o contaminar.​

Paulina Lasso, Camila Dávila y Genevieve Rajoy.

La base es la observación de los ecosistemas naturales, junto con la sabiduría ancestral de los pueblos originarios y el conocimiento científico.

 

Las toallitas femeninas de tela Lunas, son uno de los frutos de esta búsqueda, son buenas con nuestro cuerpo, ayudan a curar, previenen irritaciones, nos conectan con nuestra feminidad sagrada, los ciclos de la naturaleza, no contaminan el planeta, son una inversión económica a largo plazo y ofrecen la oportunidad de intimamente ser un cambio revolucionario en el sistema que vivimos.​

¡Lunas para las mujeres!

Durante estos 15 años Lunas ha mantenido intacta la esencia de la aceptación de nuestros ciclos, confiando en la sabiduría de nuestros cuerpos y en la guianza de la intuición femenina.

 

En el transcurso de estos años hemos tenido altos y bajos, épocas más activas que otras y creo yo, que los que nos mantuvo unidas y en constante inspiración para seguir con el proyecto, fueron los tantos testimonios de mujeres, que encontraron usando Lunas un portal de conexión y sanación profunda. Es por esto que siempre digo que Lunas no es de nosotras, no nos pertenece, Lunas es un regalo a las mujeres, una Luz que custodiamos para que no se pierda más en el olvido y el rechazo a nuestra sangre, que sobreviva como lo que es, una joya natural para canalizar nuestro poder femenino, nuestra menstruación, nuestra sangre sagrada y devolverla a la Tierra.

Cumpleaños de 10  años de Lunas
Encuentros sororos
47302900_10155818164070069_1328908618489

En el camino de estos años nos hemos encontrado con mujeres maravillosas que se han contagiado y han iluminado aún más de la luz de Lunas, entre ellas todas las promotoras de Lunas, en especial nuestra amiga Genevieve Rajoy que impulsó Lunas con todo su corazón y conocimiento y fue parte de la sociedad activa del proyecto por casi 7 años.

 

Durante este tiempo compartió con muchas mujeres, sus experiencias motivaron a Gene a estudiar y comprender más a fondo el ciclo femenino. Actualmente es una Profesional de Salud Reproductiva Holística graduada del Justisse College de Canadá y aporta con conocimiento científico y holístico a las mujeres.

 

Con su trabajo Gene está contribuyendo enormemente a la comunidad femenina que busca respuestas a la falta de profundidad del acompañamiento médico.

Genevieve Rajoy
circulo tabuga 1.jpg
circulo tabuga.jpg
Retomando el hilo...

Ahora bien, retomo el viaje de estas 3 amigas para contarles que después de la creación de Lunas y su fase inicial, Verónica Lasso continuó su vida en Brasil, donde encontró su lugar, y formó su familia. Hoy en día hace parte de una comunidad Quilombola, donde se dedica a su familia y al trabajo comunitario. Trabaja en varios espacios de preservación de la cultura local, agroecología, educación y economía solidaria.

Paulina Lasso acompaño el proyecto durante 8 años activamente, ella impulsó muchos espacios, compartió con cientos de mujeres en ferias, talleres y círculos, nos aportó con una buena base práctica al proyecto, ahora Paulina es parte activa de la comunidad de Mashpi, Doula, madre, impulsa la creación de círculos de mujeres en mashpi y en comunidades aledañas y crea junto a su pareja una finca permacultural digna de una visita e inspiración, también ofrece talleres de permacultura y está liderando la transformación en la educación pública en su comunidad.

Paulina Lasso

Hace dos años tuve una hija, Lucía, ella me movilizo para dar el gran salto que necesitaba,“vivir en el campo”. Ahora contamos con un espacio precioso en Cotacachi, la tierra de mis ancestros.

 

Junto con mi pareja estamos convirtiendo un pastizal en un oasis de árboles, flores, bioconstrucción, permacultura en general y un proyecto de salud y espiritualidad. Aquí continúo con mi trabajo en la impulsación de la ecología femenina y los círculos de mujeres como un medio de transformación social y cultural.

Lunas tiene ahora como proyecto el desafío de ofrecer no solo las toallitas como herramienta práctica, sino también un espacio práctico para venir a reencontrarse, poco a poco estamos preparando retiros en nuestro espacio que sean vivencias trascendentes para todas.

 

Y aquí estoy ¡atenta donde me lleve la vida!

10006961_783274818388996_717366284961726